Offline
Histórica Sentencia de Casación
30/09/2023 06:54 en Derecho

Victoria Legal para Campesinos en Caso de Arrendamiento de Tierras Rurales

Un fallo histórico de la Corte Suprema de Justicia está generando esperanza para los campesinos involucrados en contratos de arrendamiento de tierras rurales. El 18 de julio, la sala civil de la Corte Suprema anuló la sentencia No SC194-2023, presentada por el Dr. Ramón Antonio Peláez Hernández de Bensons Clark. Este fallo tiene un significado profundo ya que marca un precedente en el país en lo que respecta a arrendamientos rurales.

El caso detrás de la sentencia

Carlos Quintero, un agricultor, arrendó dos parcelas en Alpujarra Tolima a los hermanos Sefair para cultivar arroz. Firmó un contrato el 10 de marzo de 2010 y pagó por adelantado, cuarenta millones del canon de arrendamiento, para que los terrenos le fueran entregados un mes después cuando los dueños del terreno, hubieran terminado un canal de riego. Sin embargo, los hermanos Sefair incumplieron con la entrega de agua, un requisito para la actividad agrícola. Quintero intentó colaborar con ellos para conseguir el suministro de agua, pero los hermanos Sefair no cumplieron con su parte. Como resultado, Quintero sufrió pérdidas económicas considerables y demandó a los arrendadores por daños.

En primera instancia, el tribunal falló a favor de los arrendadores, argumentando que no se habían entregado las parcelas a Quintero. Sin embargo, esta decisión fue considerada injusta debido a pruebas que indicaban mala fe por parte de los arrendadores al celebrar el contrato. Además, en segunda instancia, se interpretó erróneamente el contrato de arrendamiento de tierras rurales destinadas a la agricultura, lo que nuevamente ignoró las circunstancias especiales de este tipo de arrendamientos.

Detalles de la decisión de la Corte El abogado Ramón Peláez, quien presentó la casación, destacó que las sentencias anteriores se centraron en normas generales sobre contratos de arrendamiento, sin considerar las regulaciones específicas para arrendamientos rurales. Estas regulaciones permiten acuerdos flexibles sobre la entrega de la propiedad después de la firma del contrato, lo cual es relevante para proyectos agrícolas.

La Corte Suprema, en su fallo, reconoció que el contrato entre Quintero y los arrendadores era válido y que el incumplimiento de los arrendadores con la provisión de agua fue su responsabilidad. Esto sentó un precedente importante, ya que permitirá a un campesino con un caso similar acceder a la justicia y obtener una decisión clara sobre su situación.

En resumen, la Corte Suprema emitió un fallo histórico que favorece a campesinos en contratos de arrendamiento de tierras rurales. Este fallo establece un precedente legal importante para futuros casos similares y brinda a los agricultores la oportunidad de buscar justicia.

Te invitamos a leer nuestra revista Revista - El Mundo Cambio (revistaelmundocambio.com)

COMENTARIOS
¡Comentario enviado exitosamente!